Ese momento en que tu mente orientada a la crisis se choca con la realidad y te das cuenta cuanta energía has malgastado haciendo pronósticos negativos. 
Y no sólo eso, mientras estabas pensando que podría llegar a pasar te has perdido el regalo del presente. Con lo cual te invito a observar lo que piensas, te detienes y calmas tu lorito boicoteador entendiendo que en este preciso instante no hay manera de solucionar ningún posible problema del futuro pero que llegado ese momento tendrás la #sabiduría e #intuición correcta de hacer lo que es mejor para vos. 
Disfruta corazón y dile basta al lorito boicoteador

Write A Comment