“Lo que se consigue nunca te hará verdaderamente feliz, todo el juego es en quién nos convertimos”

Tonny Robbins

Somos seres humanos orientados a querer tener más, una vez que lo logramos nos proponemos un nuevo plan para obtener algo más grande. Nos lleva de la mano el ego, al que nunca nada le alcanzará, premios, galardones, reconocimiento, autos, casas, viajes, trabajos, etc, etc.

Nunca nada le alcanzará

Siempre querrá más y eso es el mayor estado de insatisfacción. Planificamos tanto en que ahí estará mi felicidad que nos perdemos un camino maravilloso de crecimiento.

Con esta frase Robbins nos abre los ojos a comprender que no importa el “qué” (hacer, hacer, hacer) sino “en qué” (ser) nos transformamos.

HACER vs SER

Y no me creas lo que te digo porque seguro lo puedes comprobar por vos mismo: ¿Cuánto tiempo te duró la felicidad de conseguir ese trabajo, ese auto, ese premio? Seguramente que muy poco y nuevamente te sentiste frustrado, deprimido, enojado con la vida…

Ahora podrías cambiar tu forma de planificar, nadie dice que esté mal hacerlo sino que es un gran posibilidad que te estas perdiendo de estar presente, disfrutar el tiempo, contribuir y crecer como persona. Los objetivos nos ayudan a transformarnos en mejores versiones de nosotros mismos, no por lo que conseguimos sino por el camino recorrido.

Puedes ello puede ayudarte a estar enfocado y no dejarte llevar por la felicidad exitista estas preguntas a diario: ¿Qué aprendido hoy? ¿En que he contribuido? ¿De qué he disfrutado?

Agenda cada respuesta cada dia y cuando llegues a ese tan preciado objetivo, lee la transformación real y duradera que has hecho contigo.

Imagen de callyjanestudio

Write A Comment