Entrevistamos a María Del Carmen Nessi, estudiante de Bioneuroemoción y de la Teoría del Desdoblamiento del Tiempo, para que nos informe de manera sencilla sobre ¿cómo conectar con nuestro doble cuántico?

Jean Pierre Garnier Malet, es el físico francés autor de la Teoría del Desdoblamiento del Espacio y del Tiempo. Esta teoría nos indica que todo el universo esta desdoblado, con lo cual todos tenemos un doble cuántico en otro tiempo y espacio.

“Descubierta en 1988, la teoría científica de Jean Pierre Garnier Malet referente al desdoblamiento del tiempo y del espacio, permite afirmar que todos tenemos un doble. Imperceptible y, sin embargo, real, ese otro “yo” puede guiarnos en cada momento, si sabemos establecer una relación constructiva con él”, explica el libro del físico francés.

Sin entrar en detalle sobre la ley, atento a que Garnier aclara en su página oficial que es la única persona autorizada para explicarla por el rigor científico que conlleva, aquí mencionamos los puntos más importantes para conectar con nuestro doble y solicitarle información.

María del Carmen nos explica que “nos conectamos con nuestro doble a través del pensamiento que es energía y tiene una frecuencia vibratoria. Durante el día en segundos imperceptibles y por la noche en la primera hora de sueño, en el sueño paradoxal que es un estado inconsciente”.

En el adormecimiento es el momento de mayor conexión”.

Aunque la conexión con el doble no exige una técnica especifica, si es importante tener en cuenta estos pasos y hacerlo como tú lo sientas.

  • En la primera hora del sueño, imaginarme a mi doble y tener la intención de hablar con él. Puedo preguntarle por lo que me inquieta en este momento o corregir los personamientos erróneos creados durante el día.
  • No tener miedo, no tener duda y no tener voluntad.
  • Hacerlo en un estado de benevolencia hacia los demás.

Vamos a ir explicando punto por punto para que puedas encontrar tu manera de construir una relación con tu doble cuántico. En el primer punto, es importante tener en claro que se quiere preguntar y ser específico. O si no tengo una situación que resolver, podemos solicitarle a nuestro doble que corrija todos los pensamientos erróneos que tuvimos en el día, como por ejemplo un enojo, pensar de otra persona, culparse, etc.

En el segundo punto, María del Carmen hace referencia a no entrar en un estado de miedo, duda ya que explica que “si en el momento de dormirme estoy preocupada o con malos sentimientos no me voy a conectar. La frecuencia vibratoria del pensamiento benevolente es lo que me conecta con mi doble”. Y además, en relación a “no tener voluntad” se basa en la premisa que yo no sé qué es lo mejor para mí y mi propósito, con lo cual no debe decidir sino preguntar.

La frecuencia vibratoria del pensamiento benevolente es lo que me conecta con mi doble

Por último y más importante es lograr el estado de benevolencia. “Tu doble no te reconoce como un ser único en el espacio, sino como parte de un todo. Por eso, en el estado de adormecimiento pido información para mí y para el bien de todos.  Garnier, nos dice también que podemos pedir por nosotros, por nuestra madre y por nuestros hijos. Y por la persona que te pida ayuda”.

¿Cómo puedo saber que estoy conectado?

Maria del Carmen, nos explica que podemos darnos cuenta si al despertarnos si nos encontramos en bienestar físico y si estoy en paz. Aparece una sensación de conexión y de confianza que estoy en el mejor camino pase lo que pase. “A través de intuiciones, emociones y sentimientos podemos ver que estamos guiados. Los animales están guiados por su intuición.  Y los niños están conectados con su doble hasta los 5 años permanentemente”.

Aparece una sensación de conexión y de confianza que estoy en el mejor camino pase lo que pase.

En resumen; nuestro doble cuantico nos puede responder cual es el mejor futuro posible para una situación puntual que yo no puedo resolver.  De todas las probabilidades que haya para que yo resuelva algo, mi doble va a enviarme la mejor respuesta  con información cuántica. Esa información cuántica quizá es una posibilidad que  yo no había pensado.

La información cuántica llega “por medio del sueño, de las intuiciones, de las premoniciones y de las diversas señales que son intercambios de información entre él, nuestro futuro y nosotros mismos”.

Por ejemplo;  dejar un trabajo, que una amiga se distancie, cambio de entorno. Lo importante es entender que esa es la mejor situación que está pasando para mí y que tiene que ver con mi propósito.

Lo relevante de conocer esta ley es entender que cada vez que pensamos creamos un potencial futuro, el pensamiento es energía y tiene una frecuencia vibratoria.  Durante todo el día nosotros pensamos, hasta en forma inconsciente. Cuando nos conectamos con nuestro doble en los segundos imperceptibles del día y en la primera hora de sueño en la noche le podemos pedir que corrija esos potenciales futuros que son negativos para todos.

Write A Comment