Cuando ya hemos transitado un largo camino de autoconocimiento el ego también empieza a decirse que es un ser evolucionado. ¿y que pasa? ante la más minina situación que nos perturba, nos cambia el humor, nos enfrenta a nuestras emociones más dolorosas entonces nos juzgamos. Nos decimos, con todo lo que he avanzado, me he perdonado, me acepto tal cual soy, ahora si me valoro…y sin embargo, la vida te sigue poniendo “exámenes” para aprobar… y nos enojamos con nosotras mismas.
Con todo lo que avance como puede ser que esta situación o esta persona me saque de mi lugar, me descentre…
Bueno, aprendí a no creerme sabía en nada…

mi estado será siempre en aprendizaje.

Y esto no es bueno ni es malo. Sino que celebro verlo, verme en ese lugar de criticarme, de autoexigirme “evolución”… porque otra vez a aparece la autoexigencia (ego).
Más cuando otra persona viene a recordarte que has hecho tanto trabajo contigo y no puedes manejar este asunto. Ante estos comentarios que vienen de afuera me estoy escuchando a mi misma autoexigirme.
Así que escuchate, observate y no te juzgues, no permitas que entre uno solo de esos comentarios del famoso “ego espiritual”.

Sólo observa y permite tu humanidad.

Write A Comment

Pin It