Tal vez amarte tenga que ver con poner límites, tal vez tenga que ver con vivir libre, tal vez tenga que ver con cuidarte, alimentarte bien. Tal vez amarte tenga que ver con hacer lo que deseas y no con los “tengo que”, tal vez amarte tenga que ver con respetar tus tiempos, con no complacer a los demás. Tal vez amarte significa para ti tener autoestima, tal vez tenga que ver con tu dependencia emocional en las relaciones, tal vez amarte tenga que ver con no buscar el reconocimiento afuera, tal vez amarte tenga que ver con cumplir tus propios sueños y no el de los demás,  tal vez amarte tenga que ver con ser coherente con lo piensas, lo que dices y lo que haces…

Aprender a amarnos tendría que ser una materia escolar obligatoria ya que este primer gran amor, como dejamos en claro en la columna anterior, nos acompañara toda la vida y será de vital importancia para relacionarnos con los demás.

Para integrar los puntos más importantes a tener en cuenta en el aprendizaje del amor propio, vamos a citar a la coach española especialista en relaciones de pareja, abundancia y propósito, Covadonga Pérez- Lozana, autora del libro “Aprendiendo a Amar”.

AUTOESTIMA

Cova nos cuenta que es el pilar fundamental de la vida ya que en la medida en la que yo me respete y me valore, mis relaciones me demostrarán esa auto aceptación, ese auto respeto. “Como es dentro es fuera” (ley universal) Llegamos a ser adultos con la autoestima por el piso porque desde niños nos han  inculcado que deberíamos demostrar, que debíamos portarnos bien, que teníamos que esforzarnos, competir y no nos han dejado ser. Con lo cual el amor sin condiciones hacia nosotros mismos debemos construirlo día a día. No podemos esperar que nuestra autoestima venga de afuera, primero me valoro yo  y desde ahí genero respeto y valor hacia los demás.

AUTOCONOCIMIENTO

Es primordial conocernos para escucharnos, atendernos, saber que necesito, saber quién soy y desde donde actúo conmigo y con los demás. El autoconocimiento nos ayuda a ver nuestra máscara de supervivencia que llamaremos EGO, que todos la tenemos, con la cual identificamos las acciones desde el MIEDO (envidia, ira, celos, dependencia) y nuestro yo verdadero que llamamos ESENCIA (talento, propósito) accionamos desde  las emociones del AMOR (disfrute, alegría, plenitud). De esta manera, ante cualquier situación que estemos atravesando podemos preguntarnos ¿Estoy actuando desde el miedo o desde el amor? Si yo me conozco y sé que soy una persona que necesita agradar para que la quieran,  cuando me veo envuelta en una situación y hago las cosas porque debo, porque tengo miedo a que no me quieran, estoy actuando desde el miedo.

HONESTO CON UNO MISMO

Para conocerse no hay otro camino que ser honesto con uno mismo. Desde que lugar nos ponemos cuando reaccionamos con los demás.

A veces nos mentimos que accionamos desde el amor y en realidad es miedo a perder, a estar solo, a que no me rechacen, a que me aprueben, etc.

Ser honesto con nosotros mismos nos libera, nos abre la puerta a amarnos, a ser reales y auténticos. Cova nos dice “pregúntate si haces las cosas porque quieres y te llena o lo haces porque tienes miedo a que no te quieran”. Sé honesto contigo.

COHERENCIA

Ser coherente con lo que pienso, lo que digo y lo que hago. Cuando quiero decir NO, digo que NO y cuando quiero decir SI, digo que Si. Es una traición a ti mismo hacer las cosas porque los demás esperan que seas así. Aquí Cova resalta lo importante que es la comunicación asertiva. Si hay algo que no quiero hacer poder comunicarlo al otro de manera clara y respetuosa, sin juzgar, sin reprochar, sin ira o enojo. Muchas discusiones sobre egoísmo o expectativas en el otro se inician por esta mala comunicación. “Una persona que se ama tiene una expresión emocional sana”.

ACEPTARME

Nadie es perfecto. “Me acepto tal y como soy, acepto mi dualidad (luces y sombras)” Todos tenemos días buenos y malos, todos reaccionamos ante ciertas situaciones que nos sacan pero no por eso debo ensalzarme en la culpa o machacarme todo un día con pensamientos negativos sobre mí mismo. Si no nos exigimos perfección a nosotros mismos, tampoco se la exigiremos a los demás. Aceptándonos podemos aceptar a los demás.

ATRÉVETE A BRILLAR  Y TU DIALOGO INTERNO

Dos importantes claves para construir la autoestima, un camino que según Covadonga no acaba nunca, es que te atrevas a ser tú, a hablar bien de ti mismo todos los días, a encontrar siempre algo para halagarte, a reconocerte tus avances, hablar de ti en términos de grandeza y en que ya lo eres todo, que eres suficiente y abundante, que no le estas quitando nada a nadie. Créete tu grandeza. Empieza a cambiar la forma, el tono, la calidez con la que te hablas a ti mismo. Perdónate las equivocaciones, las tenemos todos.

“Todos estamos buscando amor  y todos buscamos el amor fuera, cuando no se puede buscar fuera. Hasta que no te lo des tú el mundo no te lo refleja, pero quien tiene que conectar con el amor eres tú contigo mismo. Yo no puedo esperar que venga el otro a decirme que soy importante, a darme seguridad, a que venga el otro decirme que yo merezco amor, a que venga el otro a atenderme. Nos pasamos la vida buscando fuera cuando ya está en cada uno de nosotros”, Covadonga Pérez Lozana.

Imagen de Pinterest

Write A Comment

Pin It